jueves, 8 de agosto de 2013

Cine en Lista: Superhéroes alternativos, los desconocidos de siempre

No puedo dejar de ver cine se ha caracterizado por ser un sitio bondadoso y solidario que siempre se acuerda de los menospreciados, aquellos que hacen el bien sin tener reconocimiento alguno, seres que nos enseñan que dentro de cada uno de nosotros hay un superhéroe escondido y desconocido; paro ellos mi mensaje es...
Bueno ya, hablando en serio, el cine de superhéroes se convirtió en una sólida vertiente dentro del género de aventuras. El éxito llegó de la mano de las grandes “editoriales comiqueras” que decidieron tomar el mando y trasladar ellas mismas sus historias del papel a la gran pantalla.
Pero también están los otros, los personajes que no tuvieron la suerte de ver sus orígenes en una viñeta, los que directamente nacieron dentro de la pantalla y son pura creación de guión. Algunos hicieron el camino inverso y luego del cine tuvieron sus historietas, otros mordieron el polvo, pero todos fueron tan excluidos de las mieles de la fortuna como para formar este subjetivo listado de Superhéroes Alternativos; pasen y vean:

1 – Meteor Man



Jefferson Reed es maestro de escuela primaria en un barrio muy peligroso de Washington; toda la comunidad está a la merced de una pandilla (algo estúpida ciertamente) llamada “Los amos dorados” que gusta de robar, molestar, y por que no, toquetear mujeres. Un buen día nuestro noble ciudadano (que además es un excelente padre de familia) se inmiscuye donde no debe, intenta salvar a una mujer de las garras de los malvados, y huyendo él mismo cae en un basurero en donde es impactado por un meteorito verde (o una roca de plástico con una luz verde interna, ya saben cómo es esto). Al principio Jefferson queda bastante demacrado, que una fractura de columna, que quemaduras por todos lados, hasta entra en coma; pero no sería una película de aventuras fantásticas si de golpe no se recuperaría milagrosamente y descubriera que tiene otros poderes espectaculares (además de curarse rápidamente, por supuesto), rayos-x, fuerza, tolerancia al dolor, bah lo típico. En menos de lo que podemos decir Biiirrrrdman nuestro héroe se calza un traje (con mucha gomaespuma) y sale a patear los traseros de los Amos Dorados, eso sí, a la tardecita tiene que estar libre para enseñar en la escuela.
El cómico de stan-up Robert Townsed dirigió, escribió y protagonizó esta película llamada Meteor Man (1993) y claramente las pretensiones son las de realizar una parodia familiar de películas que comúnmente parecen dominadas por los “blancos”. Aún así, las escenas de aventuras se la bancan bastante, y a pesar de notarse un presupuesto bajo entretiene. Townsed utiliza músculos falsos en el traje y supuestamente deberíamos reírnos de ello. Por suerte, al (por estos lares) ignoto protagonista lo acompaña un cast de lujo que incluye a Bill Cosby, James Earl Jones, Eddie Griffith, y Don Cheadle. Si les interesa, Cinecanal o The Film Zone la suelen dar seguido los fines de semana por la mañana; aunque sea para apreciar la banda sonora con  canciones especiales de Michael Jackson
Aunque Meteor Man no tuvo un gran éxito ni repercusión, Marvel se decidió a realizar una serie limitada de 6 comics con el personaje haciendo de las suyas... comics extrañamente más serios que la película.



2- Condorman



En 1981, durante la gran crisis creativa y taquillera de Walt Disney Studio, la productora se decidió por realizar una película que, a pesar de notársele los hilos por todos lados y contar con el presupuesto del vuelto del almacen, realmente es muy entretenida.
Ambientada en los años de la post-guerra, Condorman es la historia de Woody Wilkins (Michael Crawford) un escritor e ilustrador de historietas obsesionado con el personaje que creo (el del título del film) y que ninguna editorial parece aprobar. Loco y aventurero como es ¿?, Woody se confecciona un atuendo de Condorman a su medida y para demostrar que sirve se arroja de la Torre Eiffel nomás para probarlo (y no, no es muy avispado). Entusiasmado con el asunto (aunque la prueba falla), Woody le propone a un amigo suyo, agente de la CIA intercambiar los roles, y ahí nomás se va a Estambul por una misión heroica. Ni bien llega al lugar se cruza con Natalia (Bárbara Carrera) una agente doble que dice pertenecer a la CIA haciéndose pasar por rusa, pero en  verdad es de la KGB; Woody utiliza el nombre en código de su personaje, y cuando después de muchas vueltas Natalia es traicionada y se da cuenta de quienes son los buenos, el muchacho le crea a ella misma un alter ego llamado Láser Lady, y ahí sí, cuídense facinerosos rusos, Condorman y Láser Lady les van a enseñar lo que es bueno.
El delirante argumento está muuuy lejanamente basado en la novela The X Games de Robert Sheckley, pero esta era una mediocre historia de espionaje de las que abundaban en la época (es más, se la consigue en las excepcionales revistas coleccionables de Bruguera, El Club del Misterio); los personajes de superhéroes son pura creación del film, y son por lejos lo que la salvan de un estrepitoso fallido.
Charles Jarrott dirigió una película en la que parece que todo el presupuesto se fue en las locaciones europeas; todo el resto suena a risible, desde las actuaciones de Crawford y Carrera, los terribles FX, y ni hablar del vestuario, tanto de época como el sinsentido atuendo de los héroes. Sin embargo, la película es muy querible, y como una aventura inocente (obviemos el típico mensaje anti-comunista) en donde un simple loco lindo se hace superhéroe para salvar al mundo es realmente divertida. Sí, no tuvieron la delicadeza de ocultar los arneses, de pulir los bordes para que no se noten las imágenes superpuestas (parece El Chapulín Colorado en ese sentido), y Woody y Natalia no parecieran poder pegarle a nadie; pero qué importa,  a mi me gusta, y las tardes de Canal 11 – en donde la promocionaban con Paint de Roxette como banda sonora –  sin ella ya no son lo mismo.
La película fue bastardeada por crítica y público, por eso es que la Disney luego no quizo hacerse cargo y vendió sus derechos, lo que la hace algo difícil de conseguir en original hoy día. Para promocionar el film, Whitman Comics lanzó oportunamente una serie limitada con los personajes, pero poco se conocen de ellos.
Ah, me olvidaba, la excelente banda sonora – real, no la que le inventaba el Canal 11 – de Henry Mancini lo salva todo.



3 – El Vengador Tóxico



Bueh, si te gusta aunque sea un poco el cine Clase B/Z tenés que conocerla, es un clásico.
Michael Herz y Lloyd Kauffman dirigieron (con guión del último) esta joya titulada El Vengador Tóxico (The Toxic Avenger, 1984) protagonizada por Mark Torgl en el rol de Melvin, un tarambana que es empleado de limpieza en un gimnasio en la ciudad de Tromaville – haciendo claro y directo honor a la productora de este film, la mítica Troma Films - . Como todo nerd, es acosado por unos pibes (que no son mucho más inteligentes que el) que van al gimnasio, lo molestan, lo torturan, y al igual que pasaba en Meteorman, huyendo cae desde la ventana en un barril con ácido y desechos tóxicos, que lejos de matarlo lo deforman terriblemente pero a su vez le otorgan todo tipo de poderes como fuerza sobrehumana y toxicidad – o resistencia a la misma – claro. El Vengador Tóxico (interpretado en su faceta “heroica” por Mitchell Cohen) se convierte en el héroe de la putrefacta Tromaville y no solo se venga de sus palurdos agresores sino que se empadrona como defensor de toda causa justa, no sin antes irse a un par de juergas.
A diferencia del resto el héroe de la Troma disfrutó del dulce éxito (por lo menos en cuanto a cine bizarro se refiere) con su mezcla de comedia, acción muy sangrienta – que también tiene mucho de comedia –, y algo de sexo – que también tiene mucho de comedia –. Tal es así que sus aventuras se ramificaron a límites insospechados; a la original de 1984 le siguieron tres secuelas, una muy posible remake – que hasta barajó el nombre de Arnold Schwarzennegger en algún rol pero no –, comics, merchandising de cualquier estupidez relacionada con las películas, y hasta un spin-off en serie animada los Toxic Crusaders que acá llegó a emitir Canal 2 y tuvieron su respectiva línea de muñecos y videojuegos en 8 y 16 bits... y sí, tengo que confesarlo, tuve todo eso en mis manos.



4- Súper




¿Vos te creías que los de Kick-Ass eran los únicos superhéroes sin habilidad especial alguna? Por lo menos en el cine James Gunn le ganó de mano.  Me refiero a Súper (2010), una comedia totalmente clase B que parodia simultáneamente al mundo de los superhéroes como al American Way of Life.
El protagonista es Frank Darbo (Rainn Wilson, el de The Office) que entra en catarsis cuando su esposa (Liv Tyler) lo deja por un Kevin Bacon narcotraficante. Convencido en su retorcida mente de que fue secuestrada y al no recibir ayuda policial él mismo creará su alter ego Crimson Bolt para “rescatar” a la estúpida de la mujer y salvar a la ciudad del crimen organizado, todo esto enfundado en un traje rojo cuasi Flash y una llave francesa. Vale decir que a Crimson le saldrá una co-equiper en la comiquera Boltie interpretada por Ellen Page, a lo que hay que sumar roles para el groso de Michael Rooker, Nathan Fillion y Linda Cardelini entre otros cameos.
Súper pasó sin pena ni gloria pero es altamente disfrutable, Gunn (el capo detrás de Slither y el guión de Dawn of the Dead) le imprime lo que mejor le sale, hiper paródica, muchísima violencia sin miramientos (ojo que el cable la da con tijeretas), y referencias a lo mejor del cine y el comic. Un disfrute pleno podríamos decir que lamentablemente quedó opacada por la similitud (para mi esta es ampliamente superior) y cercanía con la peli de Matthew Vaughn... claro, el hecho de que cuente con una décima de su presupuesto y publicidad también influyó.



5- Black Scorpion




Cerramos este arbitrario listado con el turno de las féminas, y también de Roger Corman.
Black Scorpion (1995) es un telefilm que acá pudimos disfrutar tanto en el USA Network como en el directo a VHS, con una estética que mezcla el comic oscuro, el cyber-punk, y un estilo de comedia psicodélica muy Corman (aunque nunca sabemos si esto es intencional o no). La protagonista es Joan Severance (?) en la piel de Darcy Walker una policía que, como aparentemente tiene un  pasado medio jodido (bah, la mataron al padre que también era policía) y mucho tiempo libre por las noches, al caer la Luna se calza un traje cuereado y sale a hacer lo mismo que hace durante el día pero con más onda y al margen de la ley, se supone. La cosa es que la chica esta anda por las noches con una mallita, medias de red y una máscara más fea que la de Gatúbela por Halle Berry y se mete con tipos muy jodidos como un científico bastante ganso que al igual que la escorpiona como no tiene nada mejor que hacer se le ocurre intoxicar todo el oxígeno de la ciudad.
Hay hi-tech a la Roger Corman, un Scorpion-movil que hay que ver para creer, y un ayudante que es más inexplicable que la heroína... pero repetimos es Roger Corman vía New Concorde y por eso la bancamos.
Pese a que tuvo cero éxito, ya sabemos que al Roger no le importa y por eso hubo muñequitos, unos comics digitales (porque ya gastar tinta en esto es demasiado), una secuela, una serie de TV – que también se vio por acá en las tardes dominicales de Canal 9 – , otro telefilm presentación de la serie, y otra secuela más como para redondear el no negocio.



Son cinco y solo cinco, totalmente antojadizas porque hay muchísimos más superhéroes puramente cinematográficos, y hasta más conocidos, pero los que entraron en la lista, por marginados, por simpáticos, y básicamente porque sí, son estos. Ahora ustedes piensen en el resto y si tienen ganas me los dicen por algún contacto. Mientras tanto me voy a seguir cosiendo un rato más el traje de lycra en la Singer y buscando algún arma en la caja de herramientas, el deber cívico me convoca.

3 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Todos son personajes por lo menos muy queribles y divertidos, salvo Black Scorpion que hasta me duele decirlo por el viejo Corman pero es insufrible. Aunque es verdad, El Vengador Tóxico es lo más y es el preferido de todos nosotros.
      Gracias por comentar Gra

      Eliminar
  2. No has comentado la saga de Darkman, la creación de Sam Raimi, una película y sus dos secuelas que también se convirtieron en una serie regular de cómics.

    ResponderEliminar